Iniciar Sesión

Inicio

A N T E C E D E N T E S

En 1995 un grupo de padres de familia, preocupados por sus hijos porque nacieron con problemas de ceguera,  decidieron  buscar información sobre escuelas donde les pudieran ayudar y en aquel entonces solo existían dos escuelas para atender este tipo de discapacidad: una en Mérida, Yuc. y la otra en México, D.F. y para trasladarse a esos lugares era imposible, sobre todo porque eran padres de escasos recursos económicos, motivo por el cual no podían trasladarse hasta esas ciudades a que sus hijos recibieran la atención requerida.

 

Viendo todo esto, un padre de familia decidió viajar a los Estados Unidos para hacer contactos en una escuela de ciegos, donde le enseñaron técnicas y le otorgaron material didáctico.  Esta persona regresa y lo comparte con los padres interesados, en la sala de su casa, pero el grupo día con día iba creciendo y con esto, más necesidades, ya que no tan solo eran ciegos, sino que también se incorporaron personas con debilidad visual y/o retos múltiples (sordo-ciegos aunado con otro tipo de discapacidad), necesitando establecerse en un lugar más amplio y es cuando se deciden los padres de familia a formar una Asociación Civil sin fines de lucro denominada “UNA LUZ HACIA EL MUNDO PARA CIEGOS Y DEBILES VISUALES”,  quedando legalmente constituida el día 27 de agosto de 1997.

 

En el año 2004, por así convenir a los intereses de la escuela,  pasa de ser una ---A. C. (Asociación Civil) a ser una I.A.P. (Institución de Asistencia Privada), por lo que a la fecha nos rige la Junta de Asistencia Privada del Estado de Sinaloa, misma que se encuentra en Culiacán, Sin.

 

 

En la Institución se atienden bebés desde los 42 días de nacidos, así como a niños, jóvenes y adultos,  tanto ciegos como débiles visuales, sin contar con un límite de edad para que puedan recibir la atención que requieren de acuerdo a su discapacidad visual. siendo requisito indispensable para poder ingresar a la Institución –obvio-  el que sean personas ciegas y/o débiles visuales, de acuerdo a diagnóstico médico que les es requerido al momento de su inscripción, no importando edad, sexo, religión, nivel socioeconómico, etc.